LANZAMIENTO Y POSTLANZAMIENTO EN ARANJUEZ

La semana pasada ejecuté un lanzamiento en Aranjuez, frente a una inquilina que llevaba la friolera de cincuenta y seis meses sin pagar renta alguna cuando el procedimiento llegó a mi mesa. Tras no presentar oposición ni escrito alguno más allá de la petición de turno de oficio, llegó el día D (de desahucio) y ni qué decir tiene que el panorama fue el habitual en estos casos: Una niña enferma en la casa (en todo lanzamiento que se intenta paralizar hay un menor con alguna variopinta razón para no estar en el colegio en horas lectivas), la ejecutada diciendo que no sabía nada y por supuesto, en vez de llamar a su abogado “que no la había avisado del lanzamiento” jugándose una sanción colegial de tres a nueve meses, a quien llamó inmediatamente fue a la plataforma antidesahucios local, a los servicios sociales del Municipio y a una concejala con la sensibilidad social suficiente como para amenazar con llamar a la Magistrada al más puro estilo mexicano y echarme en cara el trauma que se le iba a causar a la criatura.

Tras llevarse a cabo el lanzamiento -impecable la Comisión Judicial y van dos veces seguidas– la ejecutada se marchó directa al Pleno del Ayuntamiento que se estaba celebrando en aquellos momentos y se dedicó a realizar una serie de declaraciones poco amables sobre mis clientes a la prensa local. Prensa que tuvo la amabilidad de permitirme dar la necesaria réplica:

.

Ante las acusaciones de las personas desahuciadas, el abogado Javier Morillas Padron, se ponen contacto con este medio para negar las acusaciones sobre sus clientes, afirmando categóricamente que todas las afirmaciones son falsas, dejando este vídeo donde narra y desmiente una por una.Como ya nos conoce de otras ocupaciones donde hemos estado a su lado en el barrio de la Montaña, nos gusta saber las dos partes y según nos vaya llegando mas informaciones la iremos publicando.

Posted by La Voz De Aranjuez on Donnerstag, 25. Januar 2018

El problema de hacer demagogia con los procedimientos de desahucio hasta el extremo de intentar convertir cada lanzamiento en un circo es que es ridículamente fácil explicar que detrás de cada lanzamiento de un inquilino moroso hay un particular engañado, estafado en todas las expectativas razonables que tenía cuando firmó el contrato y entregó las llaves de la vivienda a su inquilino. Y que este particular no sólo sangra cuando le pinchan exactamente igual que su inquilino sino que además puede verse abocado a situaciones económicas muy graves a resultas del impago contumaz de quien se empeña en seguir manteniendo la posesión de una vivienda pese a no tener el menor derecho a hacerlo.

El propietario no sólo tiene derecho a recuperar su vivienda y a no ver ignorados  sus intereses por empleados públicos y cargos electos y a no verse insultado en un portal por vividores y subversivos: Además de todo eso, tiene también razón. Y es tan evidente que la tiene que ante una exposición razonada de sus argumentos, las demagogias simplemente se licúan.

No Comments

Post A Comment